Año Nuevo, Vida Nueva

hecho por Katarzyna

He aquí una actividad que tiene como objetivo entrar en calor después de unas semanas de descanso, practicar los tiempos verbales de pasado, hablar de futuro y discutir la sensatez o el disparate que constituyen los propósitos de Año Nuevo.

Para descargar todo haz clic aquí.

Las Fiestas pasan volando y en un pispás volveremos al cole, con la cabeza llena de nuevas ideas y por supuesto propósitos de Año Nuevo.

Dependiendo del país las Fiestas duran entre dos y tres semanas y ese es el tiempo que juega en contra de la fluidez de expresión de nuestros estudiantes, sobre todo si se trata del nivel inicial e intermedio. Por esa razón, un buen punto de partida para el Año Nuevo, es hablar, intercambiar ideas y confrontar las expectativas. Para eso, he diseñado una actividad que tiene como objetivo entrar en calor después de unas semanas de descanso, practicar los tiempos verbales de pasado, hablar de futuro y discutir la sensatez o el disparate que constituyen los propósitos de Año Nuevo.

La actividad consiste en seis folios los que se aconseja repartir siguiendo el orden establecido, quiere decir que inicialmente los alumnos reciben la primera página (¿Qué opinas?) con el objetivo de discutir sobre los propósitos de Año Nuevo. Dicha tarea supone una buena introducción y permite involucrarse a los estudiantes en la materia ya que pueden compartir sus opiniones y experiencias personales. Naturalmente los alumnos más reservados también tienen la posibilidad de participar en el debate porque es posible ofrecer una perspectiva general sobre los propósitos populares en su país o una explicación sobre el porqué de las metas que la gente quiere lograr. 

Para descargar todo haz clic aquí.

Seguidamente, procedemos a trabajar los propósitos de Año Nuevo de Sara. Empecemos por el año 2014 y analicemos los cambios que quiere introducir en su vida Sara. Los estudiantes intentarán definir el tipo de persona que es Sara, comentan cómo es su vida normal, por ejemplo: Bebe mucho café, gasta demasiado dinero, está soltera etc. En esta etapa revisaremos el uso de presente de indicativo, hablaremos de carácter y rutina de una persona. Antes de pasar a la siguiente página, intentaremos hablar con los estudiantes sobre las posibilidades de Sara de triunfar o fallar, asimismo podremos animarlos a imaginar los propósitos del año 2015.

Los propósitos de Sara para el año 2015, invitan a la discusión sobre la fuerza de voluntad, las razones por las que Sara ha fallado, los cambios que ha experimentado en su vida. Es una buena oportunidad para practicar el indefinido: hace un año Sara compró muchos libros pero leyó muy pocos; en 2015 Sara encontró pareja pero no dejó de fumar etc. Retomaremos el hilo sobre el tipo de persona que es Sara y ahora conociéndola un poco mejor, intentaremos otra vez responder a la pregunta sobre los posibles propósitos, esta vez para el año 2016.

El folio con los propósitos del año 2016 sirve como incentivo para repasar el pretérito perfecto e intentar visualizar cómo ha sido este año para Sara, qué ha hecho: Sara ha decidido abrir su propio negocio y ha llegado a la conclusión de que quiere ser madre etc. Sus propósitos servirán como pretexto para hablar sobre su futura vida, nuevos propósitos y la forma que va a tomar su vida.

Más adelante, los estudiantes va a elaborar la lista de los propósitos para el año 2017, primero para Sara y comentan cómo va a ser su vida, dónde va a trabajar, qué problemas va a tener o cuáles propósitos va a lograr.

Después, son los mismos estudiantes quienes elaboran su lista de propósitos para el año 2017 y la comentan en clase. 

La actividad ha sido diseñada para el nivel A1-A2, el tiempo necesario para la realización de “Año Nuevo, Vida Nueva” es entre 45-65 minutos, dependiendo del nivel de grupo y el número de los estudiantes que participen. La última página, donde los alumnos escriben sus propósitos para el año 2017, puede fácilmente convertirse en los deberes. Los estudiantes pueden trabajar solos, en parejas o en grupos de tres-cuatro personas, lo importante es que después de cada etapa haya un elemento de coloquio. Para dinamizar aun más la clase, pueden cambiar de grupo de personas con las que trabajan, después de ahondar en cada una de los etapas. 

Finalmente, merece la pena destacar que el personaje de Sara se inscribe en la estética de una antiheroína, que no cumple muchos de sus propósitos, no tiene fuerza de voluntad, ni tampoco gran éxito en el mundo laboral, hecho que suele despertar las emociones más fuertes por parte de los estudiantes, como por ejemplo la crítica, la compasión, la irritación o la autoidentificación con Sara. Todo lo anterior, no deja indiferente a nadie en clase y fomenta la participación activa en el debate. ¿Acaso hay mejor manera de empezar el Año Nuevo?

Para descargar todo haz clic aquí.

 

Haz clic aquí para ver otros materiales.